In Noticias, Programadores de Riego, Sistemas de riego

El riego automático con sensores de humedad en suelo es una práctica que cada vez más agricultores están aplicando en el manejo de sus riegos y en la que parece existir  una opinión generalizada en cuanto a su influencia positiva en el rendimiento de los cultivos. Por eso, queremos compartir algunas de las razones por las que usar  un programador de riego con sensor de humedad de suelo y qué beneficios aportan.

¿Qué es un sensor de humedad de suelo

Un sensor de humedad de suelo es un instrumento utilizado en agricultura para medir la humedad o contenido volumétrico del agua (VWC) del suelo en el que se encuentra la raíz de la planta. Dichas mediciones pueden realizarse a diferentes profundidades. Hay diferentes tipos de sensores.

¿Qué sensores de humedad para riego existen?

Según la tecnología utilizada para realizar la medición, podemos diferenciar 2 fundamentalmente:

  • Sensores de humedad de suelo o substrato: miden el contenido volumétrico de agua que hay en el suelo. Por tanto, cuanto mayor sea este valor, mayor humedad presentará el suelo. Existen algunos sensores de humedad que además, miden la conductividad eléctrica y temperatura del suelo.

 

  • Tensiómetros: Miden el esfuerzo que tiene que realizar la raíz para absorber el agua. Por tanto, cuanto menor sea su valor, mayor será el contenido de agua o humedad en el suelo.

 

El tensiómetro es un instrumento utilizado desde hace muchos años. Antes los agricultores debían registrar periódicamente sus lecturas en una libreta. Hoy en día y gracias a las nuevas tecnologías, dichos datos son enviados a la nube para que podamos visualizar sus lecturas desde cualquier dispositivo con acceso Internet (smartphone, Pc, tablet…). Desde estos dispositivos, podemos ver datos en tiempo real e incluso, analizar el historial de datos registrados en un rango de fechas.

¿Para qué se usan los sensores de humedad de suelo en el riego?

Hasta ahora hemos visto que existen una serie de instrumentos que nos aportan unos datos sobre el estado del suelo. Pero, ¿por qué medirlos? ¿Cómo nos pueden ayudar estos datos?
Se trata de una información que nos permitirá al agricultor dar respuesta a 2 preguntas fundamentales:

• ¿Cuándo regar?
• ¿Cuánto regar?

Muchos agricultores realizan sus riegos según el aspecto superficial que presenta la planta, teniendo en cuanta una frecuencia determinada de riegos. Lo que no podemos ver es lo que está sucediendo en la raíz de la planta (qué cantidad de agua se acumula y cual se filtra, qué cantidad de agua se evapora en cada sector de la finca…). Mediante estos sensores, podemos saber el contenido volumétrico de agua a tiempo real. Esto nos ayudará a tomar decisiones de riego inteligentes que den respuesta a las dos preguntas anteriores.

¿Cuando y cuanto regar?

Para tener claro cuándo y cuánto regar debemos entender varios conceptos:

Evapotranspiración: pérdida de humedad de una superficie por la evaporación directa junto con la pérdida de agua por la transpiración de las plantas.
Capacidad de campo: capacidad máxima que tiene el suelo para acumular agua.
Punto de marchitez: contenido de agua en el suelo a partir del cual la planta deja de absorber agua.

Cuando regamos o llueve, el suelo acumula agua. El punto máximo de agua que el suelo puede retener es la capacidad de campo. Por el concepto de evapotranspiración,  se produce una reducción de la cantidad de agua. El punto a partir del cual la planta no puede absorber más agua, es el conocido como punto de marchitez.

El agua disponible para la planta sería la diferencia entre capacidad de campo y punto de marchitez. Este valor es el que se tiene en cuenta a la hora de realizar las programaciones de riego. Normalmente,  se establece un valor objetivo o valor mínimo a partir del cual se inicia el riego. Una vez instalados estos sensores, es conveniente observar sus lecturas durante un tiempo para ver cómo influye la humedad en función de nuestros riegos. Así es como podremos obtener conclusiones de manera completamente probadas.

Para definir este valor objetivo es recomendable acudir a un agrónomo de confianza, ya que va a depender de varios factores (tipo de cultivo, tipo de suelo o incluso el ciclo en el que se encuentre la planta). Por ejemplo, cuando la planta no posee frutos puede tener un mayor estrés hídrico que permita a las raíces crecer y desarrollarse. Algo que no se recomienda cuando la planta tiene frutos ya que cualquier falta, puede afectar a la calidad del mismo.

 

fertigation

Programación de riegos  agrícolas a demanda con sensores de humedad

En este caso no hablamos únicamente de medir los datos (algo que ya muchos agricultores lo están haciendo), sino de la programación de riegos según la humedad registrada por el sensor.

El riego por demanda es una configuración que ofrecen los programadores de tipo profesional y que consiste en que el proceso de riego se activa cuando se cumple un condicionante que hemos configurado previamente. Hoy en día, existe la opción de programar el riego para que el nivel de humedad de suelo se mantenga entre un rango de valores. Así el riego se iniciará de forma automática cuando el valor dado por el sensor de humedad de suelo llegue a un valor mínimo y se parará, cuando alcance el valor máximo seleccionado en el programador.

Métodos de seguridad en los riegos automáticos por sensores de humedad

Con la tecnología aplicada al riego que existe actualmente, podemos realizar este proceso de gestión y control de una manera completamente segura.

• En el programador configuramos un “horario activo” para que únicamente actúe dentro de esta franja horaria. Así, por ejemplo, podemos evitar que el riego se produzca a medio día cuando hace mucha calor o por lo noche.

• Gracias a las aplicaciones para el control remoto del programador, podemos estar informados de todo lo que sucede en el riego. Podemos recibir un SMS cuando se activa el riego, cuando termina, si se ha producido algún tipo de anomalía… Una vez finalizado, podemos observar el historial y estado de los riegos realizados.

• Para mayor tranquilidad se puede instalar dos tensiómetros, uno de ellos actuará como control. De esta forma, podemos mantenernos informados en cualquier caso y tener el control cuando haya una diferencia de valores significativa.

En definitiva, hoy la tecnología nos permite ser más precisos en nuestros riegos. Nos ayuda a tomar decisiones más racionales para la obtención de mayores rendimientos y así, conseguir una mayor optimización de todas nuestras actividades sobre los cultivos.

Beneficios de la programación de riegos agrícolas según la humedad del suelo

Optar por la programación de riegos agrícolas permite principalmente aportar a la planta el agua que necesita en cada momento. Paralelamente, se pueden dosificar los insumos agrícolas vía riego permitiendo un ahorro en costes. En definitiva, los principales beneficios son:

Ahorro de agua y fertilizantes.
• Mayor cantidad de kilos por metro cuadrado.
• Mejora en la calidad del fruto.
• Mayor sostenibilidad con el medio ambiente.

Esperamos que esta información haya podido servirte de ayuda y que puedas conocer todos los secretos sobre la programación de riegos con sensores de humedad. Recuerda que ante cualquier duda o información adicional, puedes contactar con nosotros. ¡Estaremos encantados de ayudarte! Puedes contactarnos a través del siguiente formulario.

Compartir en:

Contacta con nosotros

Acepto la política de datos de esta web."

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web.

×