Sensor de conductividad eléctrica Burkert

El sensor de conductividad eléctrica Burkert es utilizado para obtener mediciones de la conductividad eléctrica del agua usada en el riego agrícola. Sus lecturas permiten al programador de riego controlar la inyección del abonado. Así conseguimos regar con un agua con un contenido de sales óptimo.

Descripción

Al inyectar abono en el sistema de riego incrementamos la conductividad eléctrica del agua. Este sensor se utiliza en agricultura para utilizar la cantidad de abono óptima que necesita la planta en cada momento. Para ello se establece un valor de conductividad objetivo en el programador en función del tipo y fase del ciclo del cultivo. A su vez, se puede configurar la cantidad de abono empleada en cada uno de los tanques ya sea calcio, fósforo, nitrógeno… Cuando se llega al valor de conductividad objetivo marcado, el programador de riego deja de inyectar abono.

Este sensor integra electrodos de grafito. Integra un pt1000 de serie para la compensación automática de la temperatura. El sensor de conductividad eléctrica Burkert se suministra con un enchufe estándar según EN175301-803. Para la conexión se debe usar un cable apantallado de 4×1,5 mm2 (longitud del cable: max. 10 metros).

Como cualquier sensor de conductividad eléctrica se conecta a un transmisor el cual permite que puedan ser interpretados por el programador de riego.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Sensor de conductividad eléctrica Burkert”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *